El gobierno alemán amenazó el domingo con llevar ante la justicia a los laboratorios que no “respeten sus obligaciones” de entrega de vacunas anticovid-19 en la Unión Europea (UE), en un contexto de tensiones por los retrasos de suministro del británico AstraZeneca.

Si hay empresas que no respetan sus obligaciones, tendremos que decidir sobre consecuencias judiciales”, amenazó el ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, en una entrevista con el diario alemán “Die Welt”.

Ninguna empresa puede favorecer a otro país en detrimento de la UE”, agregó.

En las últimas semanas, las relaciones entre los dirigentes europeos y AstraZeneca se crisparon fuertemente por los retrasos acumulados por el laboratorio británico en las entregas de su vacuna contra el covid-19.

El grupo explicó que solo podría entregar “una cuarta parte” de las dosis inicialmente prometidas a la UE en el primer trimestre del año, alegando una “bajada del rendimiento” en una planta europea.

Por su parte, la Unión Europea acusó implícitamente a AstraZeneca de haber favorecido al Reino Unido en el reparto de sus vacunas, en detrimento de sus obligaciones contractuales con el bloque.

El viernes, la UE reaccionó adoptando un mecanismo de control de las exportaciones de vacunas producidas en su territorio.

Ese mecanismo permitirá “acelerar la vacunación”, según Altmaier.

Sin embargo, el grupo británico no es el único laboratorio que ha tenido retrasos en sus entregas, causando descontento entre los mandatarios europeos.

La semana pasada, Italia amenazó al estadounidense Pfizer con emprender acciones legales por los retrasos en la distribución de su vacuna contra el coronavirus.

El lunes se celebrará en Alemania una reunión a nivel nacional entre las autoridades y los fabricantes de vacunas para discutir sobre esa cuestión.

El viernes, la UE autorizó el uso de la vacuna de AstraZeneca, que se convirtió en la tercera en obtener el permiso de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), tras las de Pfizer/BioNTech, el 21 de diciembre y la de Moderna, el 6 de enero