Aunque se espera que absuelvan a Trump, los 100 senadores tendrán que sentarse primero en sus mesas y escuchar horas de testimonios explícitos sobre la turba violenta de partidarios de Trump que asaltó el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero, causando cinco muertos.

El 13 de enero la Cámara de Representantes votó 232-197 a favor de iniciar un segundo proceso de juicio político a Trump, una semana después de la violencia.

Los republicanos y los abogados de Trump argumentan que el juicio es innecesario, e incluso inconstitucional, porque Trump ya no es presidente y no puede ser destituido.